2 de marzo de 2009

Vivir de verdad



Harry Martinson, marino, pintor, novelista, poeta sueco es uno de esos personajes que han vivido en su escueta vida (1904-1978) los acontecimientos que luego han pasado a la historia tomando parte en ella con sus manos y sus obras. Participó en los movimientos de intelectuales de los años treinta a favor del socialismo sin fronteras, todo para ser insultado por los movimientos izquierdistas de los años setenta. Premio Nobel compartido en 1974.

Su fotografía es de 1960, la misma época en la que escribió este poema "Vagnen"

Vivir de verdad es atreverse a elegir las propias opiniones
más que permitir que le obliguen a uno a elegir su realidad.
Te aconsejo que vomites por la boca la realidad que odias.
Sueña de buena gana y de preferencia lo que no quiere la época.
Sepárate de lo típico de los tiempos hacia adelante y hacia atrás.
Los tiempos venideros están violados y cargados de todas
las cadenas imaginables
sobre todo de las de la utilidad y de las del insípido bienestar
con su acolchada seguridad, de tan poco valor para el espíritu,
y sus cochecitos de juguete para todos.
(Traducido por Francisco J. Uriz)

Ahora, tiempos llegados, seguimos cargados de cadenas útiles que no sabemos romper y que tal vez, dicen los futurologos, en esta época de crisis nos alivien un poco.


2 comentarios:

Conciencia Personal dijo...

Quizá sea una utopía "vivir de verdad", me atrevería a decir que lo he hecho, sin doble moral...

Un abrazo amigo, monique.

Eterna aprendiz dijo...

Me ha gustado muchísimo este poema, cada verso sin desperdicio, lo voy a copiar enlazándote para añadirlo a la entrada mía de Silvio Rodriguez en que hablo tambien de lo mismo, hago referencia a un ensayo de Emilio Ruiz Barrachina y reflejo su frase: "el problema de la ignorancia es tan grande que la mayoría de la gente no sabe qué es la libertad, ni siquiera saben sómo ser libres, porque no les interesa".
No conocía a este autor, muchas gracias por tan buena entrada.
Besos