28 de mayo de 2008

EN DIQUE SECO


Conforme pasan los días he visto que en el mundo de los blogs también se produce aquello de:nace, se reproduce y muere. Por eso he pensado trasladar al dique seco unos cuantos blogs amigos que compruebo que se están quedando sin agua renovada, están en sequía, incluso algunos han decidido terminar.
Es como si la silla en la que se sientan para esperar sus palabras a su vez también esperara.
Y yo me pregunto, si han decidido dar por terminada su narración ¿Por qué no dicen,al menos, aquello de continuará?


8 comentarios:

Dédalus dijo...

Supongo que las razones de los cierres son múltiples y estoy convencido de que siempre hay algo serio que los justifica. He visto a quien dejaba de escribir, porque hacerlo se le había convertido en una servidumbre. A quien se inició por probar y se cansó. A quien la vida le dio un varapalo y le quitó las ganas de compartir... Hay media docena de amigos y amigas que repentinamente han ido desapareciendo y me apena no saber de esta gente. Prefiero pensar que están bien y confío en que un día regresen, siquiera (como tú dices) para sonreírnos con un ¡hola!

Un abrazo, Petrus.

Anónimo dijo...

MUA

Tarántula dijo...

¿Por què cierran? No creo en los cierres. Los finales de los blogs siempre son abiertos. La gente cierra y luego vuelve,no entiendo.

Petru, tu blog me encanta, he leído todos tus anteriores posts pero mi conexión no sirve para nada.

Tarántula dijo...

Y no puedo contestarte como es debido. Un saludo grande.

irichc dijo...

Los blogs cierran, sí. Incluso la vanidad tiene un límite. Y hay quien cierra por vanidad, pero son los menos.

Sirena Varada dijo...

Comprendo que haya mucha gente que un buen día decida terminar con su blog. Y lo entiendo, desde cualquier perspectiva, porque cada vez que escribo algo en el mío me pregunto si no debería ser lo último. Sin embargo, cuando ese día llegue, tienes toda la razón, un "continuará" sería una buena despedida, o posiblemente la mejor.

Un beso

(A propósito, espero tu blog permanezca aquí durante largo tiempo.)

Clarice Baricco dijo...

Me ha tocado acompañar a algunos a la tumba y despuès ver como resucitan.
Muchas despedidas pero al final vuelven. Algo pasa.
Tù no te vayas, tus letras son valiosas. Son agua.

Abrazos.

Luis Rivera dijo...

Tienes razón, yo mismo, con cierta fatiga, he pasado por la tentación, pero siempre vuelvo, al cabo de unos pocos días. Será que aún me quedan cosas por escribir o amigos a los que decir. Espero que ambas vayan juntas.