3 de abril de 2007

Sin novedad en el frente


En la clase de Literatura Alemana, nos han hablado de la República de Weimar. La profesora ha explicado lo esencial en estas décadas, del 1919 al 1930, de la prosa que se escribió en el ámbito de la cultura alemana, la Nueva Objetividad (Neue Sachlichkeit). Destacó en prosa Erich María Remarque, que con su “Sin novedad en el frente”, se convirtió en el libro más leído de 1929 (1.500.00 ejemplares vendidos), con película incluida. Todo un éxito popular y de crítica, al final ardió en las hogueras nazis del 10 de mayo de 1933. Se cuenta la historia de un soldado alemán de la Primera Guerra Mundial, sus batallas, miserias, atrocidades y la vuelta a casa, contado con un lenguaje objetivo, tipo reportaje, cercano a los soldados con una visión descarnada de una generación cansada, derrotada y sin esperanza. La película de aquel mismo año de Lewis Milestone, con ciertos retoques, triunfó en Estados Unidos y en Francia estuvo prohibida hasta 1963 (¡!). Cometió un pecado, era antibelicista.
Hoy en el año 2007, me he preguntado mientras la profesora nos hablaba también de Irmgard Keun (otra escritora olvidada), ¿es posible un “Remarque” antibelicista con unas tiradas millonarias, sobre la guerra de Irak? Ahora ya no hace falta un Goebbels que consiga movilizar a toda la derecha para una acción conjunta de censura (lo consiguió), porque aquel libro y aquella película “desprestigiaban al ejercito”. Ahora, cuando estamos sumergidos en la “Objetividad Misma”, cuando se venden más armas que nunca, los ejércitos son cada vez más “profesionales, las canalladas contra la población indefensa no cesan, las banderas aumentan en número y en tamaño, simplemente nadie distribuye un libro o una película de esta índole. Estos libros y estas películas quedan recluidos al gueto de los minoritarios bichos raros y sus reflexiones en la noche "bloggiana".

6 comentarios:

Angelusa dijo...

"Cometió un pecado, era antibelicista" (dices)
Qué tristeza tener que llegar a ese tipo de conclusiones, ¿verdad?.

Conciencia Personal dijo...

No olvides que hoy tenemos a un bush...
Soy indiscreta, que estudias???

Besos

Rosalia dijo...

Lo malo de estos tiempos es que ahogan la curiosidad con oleadas de información irrelevante, a tal punto que ya nadie sabe quién escribió qué o dijo qué o pensó qué y todos actuamos más o menos por puro instinto.

En cualquier caso Europa estaba mayoritariamente en contra de la guerra de Irak. No es suficiente, pero es un consuelo.

pcbcarp dijo...

Hola, Petrusdom. Sin novedad en el frente seguía siendo un best seller en España en los años 60 (yo lo leí en los 70, porque mi padre tenía ese y otros de Remarque) En realidad, ha pasado con él como con tantos otros escritores: que "ha sido pasado de moda". Lo que yo recuerdo no es que fuera especialmente antibelicista de acuerdo con nuestros patrones actuales; eso sí: respecto de los de la época lo era. Eso de dar tantos detalles de la relación entre los soldados y los piojos no estaba bien visto. (el cabo Tjaden se entretenía cazándolos y llenando latas de betún que ponía a calentar y con el resultado se lustraba las botas)

Conciencia Personal dijo...

Vine a saludarte, no olvido tus escritos,

Anónimo dijo...

cuando dices que Milestone realizó la adaptación de la novela de Remarque con ciertos retoques ¿a que te refieres exactamente? ¿quiza una vision más proaliada? ¿escenas mas crudas que en el libro?