25 de marzo de 2012

Iceberg y el relato


Día soleado, silencioso, viendo florecer los geranios que es casi como si viera el tiempo vegetal de una vida. Este es el espacio en que se mueve uno que lleva más de siete años desactivado de su trabajo habitual y me dicen que en la oficina donde trabajé tantos años, cada día todo está más enclaustrado. Leo en El País, en palabras de Ricardo Piglia, la teoría del iceberg en el relato según Brecht: se deja fuera del relato lo que el lector conoce. Todo queda afuera pero muy cerca del que ha leído como quien ve florecer los geranios en un día soleado y silencioso como hoy.

1 comentario:

Tarántula dijo...

Hermosa teoría, me hubiera gustado leer el artículo, generalmente los artículos de esta característica son los mejores, buen rollo para ti y felicidad!