11 de marzo de 2010

De fotos, el MUVIM y la santa desvergüenza


Ando yo estos días un tanto abatido al ver cómo la incultura y el más burdo gesto político se apodera de la arrogante derecha valenciana. No importa que se burlen de la inteligencia de sus conciudadanos, no importa que mientan embutidos en sus trajes, agarrados a bolsos también "regalados", no importan si con ello consigan mantenerse en sus coches y en sus palacios que las sociedad civil les presta.



Aburren, los Camps, Barberá, Rus y demás gobernantes, sus soeces insultos, con su grandeza de falsa modestia cuando los ves cómo ahogan los más elementales principios de una convivencia democrática y escupen con sus Ferraris a los que aún sienten que el prójimo necesita de nuestro apoyo.

Pero lo que han hecho, un acto digno de Goebbels, con la exposición del MUVIM en Valencia no deja ninguna duda lo que pretenden con sus borracheras de poder: permanecer a toda costa sin pensar en el desierto que están dejando en estas tierras y la náusea que provocan en muchos ciudadanos.

Las fotos que han censurado lo dice todo.

Bookmark and Share

2 comentarios:

Angel dijo...

Primero perdieron la ética (tal vez la tuvieron de niños, quién sabe). Luego, aunque las fotos son muy traidoras, muestran que han perdido también la estética. La foto de la "jefa" es tremenda. Saludos.

Floreal Le Rouge dijo...

Los que aspiran al gobierno imperial del mundo hacia su dios, se creen seres sobrenaturales, al estar iluminados por sus sueños, ambiciones y paranoia, de donde emanan sus deseos de dominación al pueblo con sus decisiones arbitrarias sin ley.
Hoy bajo la careta de la democracia esconden sus demonios, y en un viejo baúl con perfume de dominación y recuerdos nostálgicos ocultan aspiraciones y ambiciones dictatoriales. ¡¡Y vuelven!!.