16 de junio de 2008

¡Cuidado!


(Via Volcano)

Hoy después de ver Nazarín de Luis Buñuel, al llegar a casa, he buscado un libro de Juan José Arreola que leí hace mucho tiempo. Una escena de la película que hoy me ha llamado mucho la atención es la de la moribunda de la población apestada que ante la insistencia de Nazarín por reconfortarla con la religión le contesta: Cielo no, Juan. No quiere la ayuda de Dios, quiere que esté con ella la persona a la que ama apasionadamente, su Juan. En un mundo de enfermedad y muerte, de violencia y vilezas, únicamente los seres humanos buscan la esperanza en sus seres queridos.

En el libro que tengo del escritor jalisciense "Cuentos fantásticos", con prólogo de Borges fascinado por El prodigioso miligramo, hay un pequeño relato que subrayé en Julio de 1990 , aunque el título haya quedado anclado en un tiempo en el que el año 2000 nos parecía muy lejano: Alarma para el año 2000 su desenlace sigue fresco y vigente.

"¡Cuidado! Cada hombre es una bomba a punto de estallar. Tal vez la amada hace explosión en brazos de su amante. Tal vez...
Ya nadie puede ser vejado ni aprehendido. Todos se niegan a combatir. En los más apartados rincones de la tierra resuena el estrépito de los últimos descontentos.
El tuétano de nuestros huesos está debidamente saturado. Cada fémur y cada falange es una cápsula explosiva que se opera a voluntad. Basta con apoyar fuertemente la lengua contra la bóveda palatina y hacer una breve reflexión colérica...5,4.3,2,1...el índice de adrenalina aumenta, se modifica el quimismo de la sangre y, ¡cataplúm! Todo desaparece en derredor.
Cae después una ligera llovizna de ceniza. Pequeños grupos viscosos flotan en el aire. Fragmentos de telaraña con leve olor nauseabundo como el bromo: son los restos del hombre que fue.
No hay más remedio que amarnos apasionadamente los unos a los otros."

Yo no se si llegaron a conocerse Buñuel y Arreola, pero es muy posible que su pensamiento sobre el ser humano y la sociedad que nos rodea fuera muy semejante y las alarmas en 2008 son las mismas y el remedio el mismo, yo no conozco otro valor compartido por todos.

5 comentarios:

Las3Musas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Las3Musas dijo...

Efectivamente: alguien nos activa y nos da sentido.
Como siempre, es un placer este espacio: las palabras perfectamente elegidas, las impecable puntuación, el contenido existencial... Es un kit de supervivencia en un mundo negro.

((Te he respondido en las musas sobre los recuerdos. El texto es ironía pura, pensamos igual al respecto)).

Abrazos,
mmusa

Mauricio dijo...

Muy bueno!!!

Saludos del otro lado.

Sirena Varada dijo...

A la gran mayoría de hombres que habitan y habitaron este mundo le asalta un mismo pensamiento cuando la vida se concentra en un instante y deben enfrentarse al miedo. Porque la vida no va a volver a ser lo que era, ponemos el corazón a los pies de lo que de verdad somos: pura carga emocional.

Estoy totalmente de acuerdo con las3musas: siempre es un placer leerte. La cadencia es muy alta y muchas veces no sé que me asombra más, si la hondura de tus reflexiones o la exquisitez con la que escribes, relacionas, afinas, matizas...

Un beso con mi admiración

(PD. Qué curioso, yo también subrayo algunos libros)

Clarice Baricco dijo...

Fìjate que en este mes, tuve el deseo de retomar a Buñuel y ver pelìculas pendientes como de leer su libro que tengo en casa. Vi "Ensayo de un crimen", me gustò y un documental llamado "A propòsito de Buñuel". No he visto Nazarìn.
Y con respecto a Arreola, que tambièn me encanta, no sè si se hayan conocido, supongo que hay probabilidades. De quien si era muy amigo Buñuel era de Carlos Fuentes. En caso de que sepa el dato te lo paso.
La cuestiòn es que si es interesante lo que comentas, en esto del mismo pensamiento.

Abrazos.